21 jun. 2009

.



















este invierno podría haber sido uno de los más crudos.sin dudas.

por cuestiones de transposición de fríos pasados, y nuevos.
por re-abrigarse con el mismo abrigo que te protegía en esos pasillos glaciares de horas hospitalarias e interminables,
por re-viajar en medios de transportes de vidrios que se empañan con los baldazos helados de la realidad a la que no querés salir.
por re-encontrarse desnudos de presencias irreemplazables.
empapados de ausencias.
por re-vivir.

este invierno podría haber sido uno de los mas crudos. sin dudas.



pero no:)

4 comentarios:

Pablo Hernán Paul dijo...

Que bueno leerte otra vez.

Todo pasa, hasta el frío.

Marie dijo...

y para dejarle menos posibilidades a ese frío desalmado, desde acá yo te mando un abrazo cálido, que también espero poder darte algún día de éstos.

Un beso enorme

blackbird dijo...

Y ese sol que llevás adentro, que aplaca hasta al más crudo de los fríos, asoma en cada letra que escribís.
Me alegro mucho que así sea... :)

Un abrazo Ceci!

Mariano dijo...

;)